Oribe Peralta es sinónimo de lucha en la cancha.

Modesto y sereno, el atacante y refuerzo de la selección olímpica de México llama la atención por su perseverancia, solidaridad y decisión con la que encara los partidos.

Peralta, de 28 años, fue el artífice de la victoria de México sobre Suiza 1-0 el miércoles, al marcar el único gol en ese choque en el cierre de la ronda de grupos.

Un gol que premió su esfuerzo y que puso a su selección en los cuartos de final, donde tendrá que enfrentar el sábado a Senegal.

México busca en Londres su primera medalla en el fútbol olímpico.

"Esto que estamos viviendo acá es producto del esfuerzo de todos, fruto de un trabajo en equipo", dijo el atacante en una entrevista con The Associated Press después del triunfo contra los suizos. "No es un logro personal; en esto (el gol) contribuyeron mis compañeros".

El técnico mexicano Luis Fernando Tena sintetizó en pocas palabras la anotación de Peralta.

"Fue un regalo justo a su esfuerzo", destacó.

"Bien por él, se merecía esa alegría; es algo justo", coincidió el delantero Giovani Dos Santos.

Antes del torneo, Peralta tuvo que trabajar duro para recuperarse de un desgarro en la pierna derecha.

Fue de la partida en el debut contra Corea del Sur, pero no fue el mejor inicio para Peralta, ni para su otro compañero de ofensiva Marco Fabián. Prácticamente no generaron ninguna chance de gol y se desgastaron más en tratar de marcar la salida del rival. México terminó empatando 0-0 y cuestionado.

A partir de ese resultado, comenzaron a surgir voces que pedían de titular a Dos Santos, quien en el siguiente partido salió de la banca y metió los dos goles de la victoria sobre Gabón 2-0.

Pero ese doblete de "Gio" no hubiese sido posible sin la participación de Peralta, quien hizo el pase para la primera anotación y luego fue víctima de la falta en el área con la que se decretó la pena máxima. Dos Santos la cobró de forma impecable.

"Oribe marca, corre, es solidario y busca el gol", agregó Dos Santos.

Peralta es uno de los tres jugadores mayores de 23 años en los que apostó Tena para la empresa en Londres. Los otros son el portero Jesús Corona y el volante de contención Carlos Salcido.

"El Cepillo" Peralta, como lo apodan popularmente, integró el equipo de Tena que ganó el año pasado el oro en el fútbol de los Juegos Panamericanos en Guadalajara y en el cual el ariete se consagró como máximo cañonero con seis tantos.

Asimismo, se destacó con su club Santos Laguna en la obtención del torneo mexicano Clausura de 2012.

Este ariete de 1,76 metros de altura también llama la atención porque no le gusta hablar de si mismo, ni siquiera cuando remece las redes.

"Es un gol del equipo", dijo a la AP el delantero oriundo de Torreón, Coahuila, y que debutó con la selección mayor en marzo de 2005 en un amistoso contra Argentina.