La presidenta argentina, Cristina Fernández, comparó hoy la crisis que sacude a Europa con el desplome de la economía que hundió a Argentina en 2001, durante un acto para anunciar el último pago de los bonos Boden 2012.

"Hay una formidable crisis especulativa como pocas veces se vio en el mundo a partir de una crisis que nosotros conocimos muy bien y que fue el estrangulamiento del sector externo", dijo la mandataria durante su intervención en la Bolsa de Buenos Aires.

"A qué se parece, ¿a la Revolución francesa?, ¿a la Independencia del 9 de julio?. Se parece mucho a la Argentina del 2001, cuando con el blindaje y el megacanje le hicieron creer a los argentinos que sus recursos en los bancos estaban seguros", afirmó Fernández.

A su juicio, la política de recortes y ajustes que se aplica en Europa para afrontar la crisis no es la solución al problema.

"Tengo la sensación de que en Europa no entienden. Cómo va a haber crecimiento si la gente pierde el empleo, le rematan la casa, si le quitan las prestaciones...", se preguntó la presidenta.

"Leí que se suprimían empleos públicos en España, camas en hospitales públicos... Es imposible sostener una economía en estas condiciones", opinó.

"El formidable ataque especulativo que se da hoy en la eurozona no tiene precedentes. En los últimos cinco meses se fueron de España 200.000 millones de dólares aproximadamente y Alemania colocó en la tercera semana del mes de mayo deuda al 0,007 por ciento a tres meses (...). Eso no es pagar intereses, es cobrarle a la gente para tenerle la plata en el banco", afirmó.

"Al mismo tiempo, los inversores que huían de países periféricos de la zona euro y se refugiaban en bancos alemanes y franceses, esos bancos prestaban a España por el mismo lapso al 2 %, una ganancia formidable", insistió.

Arropada por el Gobierno, dirigentes oficialistas y empresarios, la presidenta encabezó el 158 aniversario de la Bolsa de Buenos Aires, que se convirtió en el anuncio formal de la cancelación de los Boden 2012, último pago pendiente de la deuda contraída durante la crisis de 2001, que se formalizará mañana.