Los precios de las acciones bajaron el jueves en la Bolsa de Valores de Nueva York ante la falta de acción del Banco Central Europeo para encarar la grave crisis de deuda que afecta al continente.

Los índices bajaron tanto en Estados Unidos como en Europa, el euro cayó frente al dólar y los inversionistas abandonaron los bonos emitidos por gobiernos como los de España e Italia. En Wall Street cundía la esperanza de que el banco europeo haría anuncios más específicos, considerando que el titular del organismo la semana pasada advirtió que estaba dispuesto a hacer "lo que sea necesario" para mantener la unidad de la eurozona.

Fue el segundo día consecutivo en que los mercados manifestaban su desilusión por la inacción de un banco central. El miércoles ocurrió lo mismo debido a que la Reserva Federal estadounidense emitió sólo vagas promesas de que estimularía a la economía de Estados Unidos.

"Es la misma maniobra que la semana pasada", declaró Kenny Polcari, gerente de la empresa ICAP. "No había un plan definitivo, así que toda las esperanzas despertadas la semana pasada (por las declaraciones del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi) se han esfumado".

El índice industrial Dow Jones perdió 92 unidades para ubicarse en 12.879, mientras que el Standard & Poor's 500 retrocedió 10 puntos para quedar en 1.365 y el tecnológico Nasdaq bajó también 10 unidades para quedar en 2.910.

Tres acciones bajaron por cada dos que subieron en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen de transacciones fue superior al promedio con 4.100 millones de títulos.

Fue el cuarto día consecutivo de pérdidas: las acciones estadounidenses no han subido desde el día de las declaraciones de Draghi la semana pasada.

Draghi sí dijo el jueves que el banco central tomaría más medidas, al anunciar que haría otros esfuerzos para comprar bonos de gobiernos a fin de hacer bajar las tasas de préstamos de países como España e Italia.

Los inversionistas consideraron que el plan no tenía suficientes detalles aunque Draghi declaró que habrá más anuncios próximamente. Aun así, la disposición del BCE a comprar más bonos da una señal inequívoca que la crisis financiera de Europa se está empeorando.

El rendimiento de los bonos del Tesoro de España para 10 años subió de 6,68% a 7,06%.El de Italia subió de 5,85% a 6,29%. La tasa de 7% es considerada un techo ya que, a ese nivel, otros países han tenido que solicitar ayuda financiera internacional.

A decir verdad, el Banco Central Europeo encara una tarea titánica, sin soluciones a la vista. Cualquier medida que tome segura mente causará molestias a alguien, y existen dudas de que tiene mecanismo alguno a su disposición para aliviar la crisis. Algunos de los países más débiles de Europa, como Grecia, se han resistido a las medidas de austeridad que el instituto emisor ha tratado de imponer.

En Estados Unidos, General Motors y Kellogg reportaron menores ganancias, que atribuyeron en parte a la crisis en Europa.

Otras acciones destacadas:

— Knight Capital Group, la empresa de corretaje a la que se atribuyó la falla técnica que causó oscilaciones irregulares en el mercado bursátil el miércoles, perdió más de la mitad de su valor de mercado. Las acciones cayeron de 3,82 dólares a 3,11 dólares. Knight dijo que sufrirá una pérdida de 440 millones de dólares debido al problema.

— Abercrombie & Fitch perdió 15% y Aeropostale perdió 32% luego de anunciar una disminución de sus ventas. Abercrombie perdió 5,29 dólares para quedar en 28,75 dólares. Aeropostale perdió 6,19 dólares y quedó en 13,29 dólares.

— Bristol-Myers Squibb perdió 7% tras suspender el estudio de una posible tratamiento de la hepatitis C por razones de seguridad. Bajó 2,53 dólares para quedar en 33,07 dólares.

— Hubo algunos indicios positivos sobre la economía, pero quedaron disipados en el ambiente negativo generalizado. Hubo buenos resultados de ventas de julio para Target, Limited Brands y Gap y las acciones de todas ellas subieron, principalmente Gap que subió 2,60 dólares (9 a 32,02 dólares.