El primer ministro finlandés, Jyrki Katainen, alabó hoy las reformas aprobadas por el Gobierno español en los últimos meses porque alejan al país de un eventual rescate europeo, y afirmó que los mercados financieros son "injustos" con España porque no valoran lo suficiente estos ajustes.

"España ha hecho un buen trabajo y no creo que, como país, vaya a necesitar un rescate financiero. La cantidad y el calado de las medidas que ha tomado el Gobierno español son notables", señaló Katainen en una entrevista con Efe.

Katainen justificó también su oposición a la compra de deuda soberana de los países en dificultades, al alegar que "el mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) se quedará sin fondos muy pronto si empieza a comprar deuda en el mercado secundario".

"Ya hemos visto lo que ha pasado cuando el Banco Central Europeo (BCE) ha intervenido comprando bonos soberanos: ha supuesto una ayuda muy a corto plazo, pero en la siguiente emisión de deuda los intereses se han vuelto a disparar", afirmó Katainen.

Finlandia, el único país de la eurozona que mantiene la máxima calificación crediticia -la triple A- con perspectiva estable, forma parte del núcleo duro de la Unión Europea (UE), junto a otros estados como Alemania.

Tanto Helsinki como Berlín son contrarios a conceder la licencia bancaria al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el fondo permanente de rescate, para que pueda financiarse a través del Banco Central Europeo (BCE) y calmar a los mercados mediante la compra de deuda soberana de países en crisis como Italia y España.

Para el mandatario finlandés, la extrema presión que sufren algunos países de la eurozona a la hora de financiarse que, como España, han realizado profundas reformas, es un síntoma del incorrecto funcionamiento de los mercados.

"La situación de España es muy injusta. El país ha adoptado muchas medidas de consolidación, tanto fiscales como estructurales. En una situación normal, los mercados tendrían en cuenta lo que ha hecho el país y esto tendría un impacto positivo sobre las tasas de interés, pero éste no es el caso", recalcó Katainen.

En su opinión, España está sufriendo el nerviosismo de los mercados, que están más preocupados por el posible contagio de otros países del sur de Europa que por la propia situación financiera de España.

"No creo que los mercados estén muy preocupados por el crecimiento de España a corto plazo, porque es obvio que si recortas el gasto público y subes los impuestos, eso afectará al crecimiento a corto plazo. Están más preocupados por cómo afectarán a España otros países de la zona, como Grecia", afirmó.

"Tenemos que estabilizar la situación para tranquilizar a los mercados, de modo que ganemos tiempo para que estos puedan evaluar las reformas de los países y los Gobiernos puedan equilibrar sus presupuestos", añadió.

El líder finlandés señaló que espera "con gran expectación" las decisiones que hoy hará públicas el BCE, después de que su presidente, Mario Draghi, anunciara la semana pasada que la entidad hará todo lo que sea necesario para preservar el euro.

HASH(0x82debd0)

HASH(0x82deca8)

Juanjo Galán