La estadounidense Rebecca Soni ha batido el récord mundial de los 200 metros braza (2:19.59) para conquistar el oro en la primera final de la sexta jornada de la natación olímpica de Londres 2012.

Soni se ha convertido en la primera mujer en bajar de 2:20 en la distancia y ha batido su anterior plusmarca (2:20.00), que databa de las semifinales disputadas el miércoles en el Centro Acuático de la capital británica.

Tras la nadadora de Freehold (Nueva Jersey) se han clasificado la japonesa Satomi Suzuki, que se ha llevado la plata con 2:20.72, y la rusia Iuiliia Efimova, bronce con 2:20.92. Es el sexto récord mundial que se bate en la cita londinense.