Un ejecutivo de Bristol-Myers fue detenido el jueves por las autoridades federales acusado de utilizar información privilegiada sobre firmas que la empresa farmacéutica pensaba adquirir para comprar o vender acciones y obtener una ganancia de 310.000 dólares.

En cada caso, según las autoridades federales, Robert Ramnarine utilizó información privilegiada para aprovecharse de algo que sucede casi siempre cuando una gran empresa anuncia que comprará otra menor: Las acciones de la pequeñas empresas siempre suben.

Incluso cuando se valía de la información privilegiada, Ramnarine estaba muy preocupado de ser descubierto, dijeron las autoridades. Según una queja federal, hizo una búsqueda por internet sobre "¿pueden ser seguidas las acciones hasta el comprador? antes de realizar varias compraventas en noviembre de 2011.

En una solicitud para invertir por internet en 2010, dijo a una empresa corredora de bolsa que era empleado de Merck & Co., en lugar de Bristol-Myers.

Ramnarine, quien reside en East Brunswick y que comenzó a trabajar con la empresa en 1997, fue detenido el jueves por la mañana por el FBI. Comparecerá ante un juez federal en Newark el jueves por la tarde.

No se aclaró si había contratado un abogado. Las autoridades sostienen que podría ser sentenciado a un máximo de 20 años de cárcel y multas de 5 millones de dólares en caso de ser hallado culpable.

Bristol-Myers dijo en un correo electrónico que la empresa puso a Ramnarine en ausencia administrativa y que coopera en la investigación.

___

Los periodistas de The Associated Press Linda A. Johnson en Trenton, Nueva Jersey; Geoff Mulvihill en Haddonfield, Nueva Jersey; y Marcy Gordon en Washington colaboraron para este despacho.