La Cámara de Representantes debate el jueves una propuesta de ley para ayudar a los productores de ganado perjudicados por la sequía, en uno sus últimos actos legislativos antes del receso de cinco semanas a partir de agosto.

El Departamento de Agricultura dijo el miércoles que la sequía afecta a condados en los estados de Arkansas, Georgia, Iowa, Illinois, Indiana, Kansas, Misisipí, Nebraska, Oklahoma, Dakota del Sur, Tenesí y Wyoming.

La propuesta, cuya consideración en Senado es improbable antes de la pausa de cinco semanas, pudiera amortiguar algunas quejas de que el Congreso está haciendo caso omiso a la crisis inmediata que enfrentan los granjeros y a la necesidad de realizar cambios en la política agraria.

El proyecto de ley ante la cámara baja, que deberá ser sometido a votación el jueves, restauraría cuatro programas de asistencia para casos de desastre que expiraron el año pasado. Los programas lidian mayormente con productores de granado y frutas.

Aunque muchos granjeros de maíz y otros cultivos tienen seguros que proveen algunas protecciones contra los efectos de la peor sequía en el país en un cuarto de siglo, los productores de ganado son especialmente vulnerables a los altos precios en la alimentación causados por la sequía.

Los programas de desastre serían restaurados para el presupuesto del año fiscal 2012, a un costo estimado de 383 millones de dólares. Eso sería financiado con límites a dos programas de conservación.

La votación se produce en momentos en que los líderes republicanos de la cámara baja enfrentan críticas por no presentar al pleno para debate una propuesta de ley de granjas y nutrición en reemplazo de la actual ley agraria, que expira al final de septiembre.

El miércoles, el Departamento de Agricultura dijo que un total de 218 condados de una docena de estados a los que asuela la sequía engrosaron el miércoles la lista federal de zonas en desastre natural.

Esta nueva integración que hizo el departamento implica que más de la mitad de todos los condados — 1.584 en 32 estados — están considerados como zonas de desastre en esta temporada de crecimiento de cultivos. La vasta mayoría de esos condados atraviesa una sequía considerada la peor en décadas.

En el anuncio del miércoles están condados de Arkansas, Georgia, Iowa, Illinois, Indiana, Kansas, Misisipí, Nebraska, Oklahoma, Dakota del Sur, Tenesí y Wyoming.

El Departamento de Agricultura se basa en los informes semanales del organismo federal Vigilancia de Sequías para decidir qué condados considera zonas de desastre, categoría mediante lo cual se concede a agricultores y ganaderos asistencia federal, incluidos créditos de emergencia con bajos intereses.