Las fuerzas de seguridad afganas mataron hoy a cinco talibanes y detuvieron a tres que preparaban un ataque suicida en el este de Kabul, informó a Efe una fuente oficial.

El portavoz de la Polícia de la capital afgana, Hashmat Stanizkai, precisó que la operación de seguridad se registró poco antes del amanecer en el barrio de Pul-e-Charkhi.

"Los terroristas iban con chalecos repletos de explosivos y llevaban armas automáticas", dijo el portavoz policial, que indicó que en la refriega no se produjeron muertos entre las fuerzas de seguridad afganas ni entre la población civil.

Kabul ha sido frecuente escenario de incursiones de grupos talibanes, en ocasiones en ataques múltiples de carácter suicida.

El último de importancia se produjo el pasado abril cuando tres grupos de insurgentes se atrincheraron en un edificio en construcción desde donde atacaron embajadas extranjeras y sedes oficiales antes de ser abatidos por las fuerzas de seguridad.

El nuevo ataque coincide con un recrudecimiento de los ataques talibanes a raíz del inicio hace algo más de un año del proceso de retirada gradual de las fuerzas de la OTAN destacadas en Afganistán.

Ese proceso está previsto que concluya en 2014, cuando las fuerzas afganas asumirán la seguridad en todo el país.