El argentino Carlos Sorin y el francés François Ozon competirán de nuevo por la Concha de Oro del Festival de Cine de San Sebastián, en una Sección Oficial en la que también se disputarán el palmarés la china Emily Tang, el libanés Ziad Doueiri y la realizadora austríaca Barbara Albert.

El certamen donostiarra ha informado hoy de estas nuevas incorporaciones a concurso en la 60 edición, que comienza el 21 de septiembre y que aún no ha cerrado la Sección Oficial.

Sorin acude en esta ocasión al Zinemaldia con "Días de pesca", el relato de un exalcohólico de 50 años que elige la pesca como "hobby" para desintoxicarse y lo hace en un pueblecito de la Patagonia donde vive su hija, a la que no ve desde hace años.

Ésta es la cuarta participación a concurso del director argentino, que ganó el Premio Especial del Jurado en 2002 con "Historias mínimas" y en 2006 con "El camino de San Diego", además del Premio Fipresci en 2004 con "Bombón, el perro".

Ozon, que ha competido en San Sebastián con "Sous le sable" y con "Le refuge", con la que obtuvo el Premio Especial del Jurado en 2009, regresa con "Dans la maison", un filme acerca de las relaciones entre un profesor y uno de sus alumnos en las que la realidad y la ficción se entremezclan hasta confundirse.

Emily Tang competirá con su tercera obra, "All apologies", en la que la autora de "Perfect Life" cuenta una historia sobre una madre que pierde a su hijo en un accidente de tráfico y que exige a la esposa del hombre que la atropelló que la compense con otro niño.

Ziad Doueiri presentará "The attack (El atentado)", también su tercer trabajo, una coproducción entre Líbano, Francia, Qatar y Bélgica que lleva a la pantalla el "best seller" de Yasmina Khadra sobre el dilema moral de un cirujano israelí de origen palestino al que la Policía informa de que su mujer es la causante de un atentado suicida con diecinueve muertos.

"The dead and the living" es el título de la película con la que concursará en San Sebastián la realizadora austríaca Barbara Albert, una historia sobre la pérdida y la necesidad de descubrir la propia identidad, que narra un viaje al pasado de la II Guerra Mundial y al abismo de la sociedad europea actual a través de la experiencia de una joven de 25 años.