La Cámara de Representantes aprobó hoy un paquete de medidas para aumentar la competitividad y el liderazgo comercial de EE.UU., incluyendo modificaciones técnicas relacionadas con las reglas de origen, dentro del Tratado de Libre Comercio con Centroamérica y República Dominicana (CAFTA-DR, en inglés) de 2004.

En febrero de 2011, los ministros de Comercio de la región ya habían acordado realizar estas modificaciones técnicas a las reglas de origen relacionadas con productos textiles y de ropa confeccionada.

Sólo faltaba que EE.UU. realizara esas mismas modificaciones en su legislación comercial.

El paquete de medidas, aprobado en vísperas de que el Congreso inicie su receso de agosto. incluye la incorporación de Sudán del Sur a un programa de preferencias comerciales y la renovación de la autorización para imponer sanciones de importación a Birmania.

Sudán del Sur se incorpora a la lista de países elegibles para los beneficios de la llamada Ley de Crecimiento y Oportunidad en Africa (AGOA, en inglés), que es una pieza clave de la política comercial de EE.UU. hacia el África subsahariana.

Asimismo, la medida extiende una ley de 2003 que, entre otros elementos, prohíbe la importación de bienes producidos en Birmania.

Aunque otras partes de la Ley de Libertad y Democracia para Birmania se aplican de forma indefinida, la relacionada con la prohibición a las importaciones de Birmania debe renovarse cada tres años.

Según el Legislativo, la intención es aumentar las presiones de EE.UU. para que el Gobierno de Birmania ponga en marcha más reformas, estimule el crecimiento económico y propicie la gobernabilidad pacífica.