El presidente Felipe Calderón aseguró que los homicidios atribuidos al narcotráfico y el crimen organizado se redujeron un 15% en el primer semestre de 2012 respecto al mismo periodo del año anterior.

Al encabezar una reunión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, que reúne a autoridades federales y estatales, el mandatario señaló que la incidencia de todos los homicidios dolosos, que incluyen a los narcotráfico, también muestran una baja de un 7% en los primeros seis meses del año.

Calderón, sin embargo, no dio a conocer las cifras específicas de homicidios, tanto del narcotráfico como dolosos en general.

Desde 2011 el gobierno federal no ha dado ninguna cifra precisa de crímenes del narcotráfico y el crimen organizado.

El último dato oficial contabiliza hasta septiembre del 2011 y señaló que hubo más de 47.500 muertos desde diciembre del 2006, cuando asumió el poder el presidente Calderón y lanzó una ofensiva contra los carteles de las drogas.

Algunas organizaciones y activistas sostienen que el número de muertos es de al menos 60.000.