El centrocampista del Barcelona Sergio Busquets no ha escondido que ganar la Supercopa de España al Real Madrid aportaría "confianza" al equipo para afrontar la próxima temporada, pero ha recordado que "lo importante es estar bien a largo plazo".

Busquets ha apuntado que, pese a que la plantilla quiere ganar este primer título al eterno rival, el torneo llega "en una etapa de preparación" y que, no se le puede dar un valor absoluto: "Está claro que hay otros títulos importantes durante la temporada que acaban en mayo".

El de Badía del Vallès afronta su primera semana de entrenamientos después de las vacaciones, "no muy largas, pero suficientes" para afrontar una nueva campaña, según ha comentado.

Sabe que el club busca un pivote defensivo para poder darle descanso, pero él prefiere no entrar a valorar la necesidad de un refuerzo.

"Si llega un jugador en mi posición o de mis características, siempre será bienvenido, pero fichen o no, yo seguiré trabajando al máximo para ganarme un puesto en el once titular", ha manifestado Busquets, quien ha lamentado la marcha de uno de los futbolistas que podía suplirle, el malí Seydou Keita, porque "era un gran jugador y una gran persona, muy querido en el vestuario, muy físico y muy fuerte, que nos aportaba contundencia".

Lo que tiene claro Busquets es que, sin Keita, con Mascherano definitivamente reciclado como central y sin el ansiado refuerzo, él solo se basta y se sobra para jugar de mediocentro durante todo el curso.

"Durante la temporada hay circunstancias como las lesiones o el cansancio, que pueden aparecer, pero si el año pasado puedo aguantar también puedo hacerlo éste", ha afirmado.

Preguntado por el decepcionante papel de la selección española de fútbol en Londres, el azulgrana ha querido dejar claro, en primer lugar, que él "nunca" renunció a disputar los Juegos Olímpicos, sino que fue el seleccionador, Luis Milla, quien decidió no convocarlo.

"Yo no renuncié a nada. Siempre dije que quería ir, hablé con el seleccionador y él me dio su opinión. Ahí habían muchos compañeros míos y me hubiera gustado que hubiesen ganado", ha señalado.

En cualquier caso, Busquets ha restado trascendencia a la prematura eliminación de España en los Juegos: "Ellos son un grandísimo equipo y lo han demostrado siempre. Pero estos torneos tan cortos no te permiten cometer errores, y los dos primeros partidos los perdieron por detalles".