Hospitalizada por cinco días, Chavela Vargas está despierta y consciente de la gravedad que atraviesa, pero conforme a sus creencias ha pedido que no se le realicen maniobras de resucitación en caso de que empeore, dijo el jueves su médico a The Associated Press.

La cantante de 93 años se considera una chamana y como tal no le teme a la muerte, porque piensa que entonces se inicia una etapa de trascendencia a la que ella espera llegar, dijo el doctor José Manuel Núñez, el médico a cargo, en entrevista telefónica.

"Según las creencias de ella y como chamana que profesa, si yo interfiero en su muerte otorgando maniobras de resucitación o colocándole un tubo de respiración o haciéndole maniobras invasivas, yo interfiero en su trascendencia y voy a impedir su paso al plano superior que ella menciona", dijo el doctor, que ha atendido a la cantante durante la última década.

"No le teme a la muerte porque finalmente habla de trascender y cuando llegue el momento ella va a trascender a un plano superior", añadió Núñez.

El último parte médico señala que Vargas continúa grave y el pronóstico sobre su vida es "reservado".

María Cortina, amiga cercana de Vargas, afirmó la tarde del jueves que la cantante "realmente es una guerrera porque ha estado luchando contra el diagnóstico que dice que está muy grave".

Sentada en una banca de una plaza comercial, quien cuida a Vargas en un hospital privado, acepta que su amiga se prepara para trascender. "Ayer dijo que ella no se iba a morir. Espérense, porque soy una chamana y las chamanas trascendemos", relató.

De hecho, aseguró que solo es tratada con medicamentos y oxigeno aunque no se queja de nada "ayer mismo pidió a los médicos no le apliquen tratamientos agresivos en su cuerpo porque de ser así entorpecerían su transición". Cortina también es una de las autoras de la biografía "Las verdades de Chavela".

Cortina también recordó que cuando enfermó en España pidió ser traída a México donde deseaba morir. "Ella cumplió su último sueño que fue irse a España a despedir del gran poeta Federico García Lorca y de sus amigos".

La amiga dice con mucha serenidad que lo nuevo en Vargas es que tiene la sensibilidad a flor de piel y por ello ha dicho que cuando muera espera "seguir en los corazones de todos".

La cantante permanece en la unidad de cuidados intensivos del hospital Inovamed de Cuernavaca, la capital del estado central de Morelos, donde radica desde hace años.

"No es una persona joven (para) que podamos tener un pronóstico certero, por eso se pone en el parte médico 'pronóstico incierto', explicó el médico.

Añadió que pese a su gravedad, Vargas "está despierta completamente, está lúcida, está consciente... (y) tiene capacidad cognitiva y capacidad de decisión".

Dijo que Vargas habla y llega a hacer alguna broma, aunque también llega a ponerse de mal humor, como el miércoles cuando se enteró que corrían rumores de que había fallecido.

"Eso la puso de muy mal humor", aseguró el doctor.

Vargas tampoco ha dejado de comer y el mismo jueves por la tarde acababa de tomar sus alimentos, que consisten básicamente en verduras y un poco de carne.

La cantante nacida en Costa Rica y naturalizada mexicana tenía unos días de haber regresado de un viaje por España, donde también estuvo hospitalizada por agotamiento.

El doctor de Vargas aseguró que la cantante está agradecida por la atención que la prensa ha tenido.

___

E. Eduardo Castillo reportó desde la Ciudad de México.