España mantuvo el paso perfecto en el básquetbol masculino de los Juegos Olímpicos al imponerse el jueves ajustadamente 79-78 a Gran Bretaña.

José Calderón anotó 19 puntos y tuvo un robo clave al final del partido por los españoles, que empatan a Rusia en la cima del Grupo B y con un triunfo más asegurarían el pasaje a la ronda de cuartos de final.

"Fue un triunfo que se nos complicó porque ellos empezaron a meter tiros difíciles", dijo Calderón. "Pero que bueno que nos tocó jugar un encuentro así porque en las rondas finales así van a ser todos y este nos sirve para estar listos".

Pau Gasol anotó 17 tantos y su hermano Marc Gasol agregó 12 más por España, medallista de plata en Beijing 2008 y que en la próxima jornada se topará con Rusia precisamente por el liderato del grupo.

"Por alguna razón, los partidos contra los británicos siempre se nos complican. Ahora debemos de pensar rápido en los rusos que van a ser un rival muy complicado", dijo el entrenador español Sergio Scariolo.

Luol Deng anotó 26 puntos por Gran Bretaña, que permanece en el fondo del grupo con tres derrotas.

España no contó con su capitán Juan Carlos Navarro por segundo encuentro consecutivo debido a una lesión en el pie izquierdo y a pesar de eso tomó el mando del partido desde el inicio con un dominio claro de los hermanos Gasol debajo de los tableros.

Los equipos se fueron al descanso con España arriba 37-29 y en la segunda mitad los españoles se alejaron a 13 puntos.

Una furiosa reacción británica acortó esa diferencia a dos unidades al final del partido, hasta que llegó el robo de Calderón y España se alejó nuevamente cuando faltaban 44.6 segundos.

Calderón encestó cuatro tiros libres en los segundos finales.

"Dejamos de mover la pelota, de hacer las cosas que sabemos y poco a poco permitimos que ellos se metieran a un partido, debemos tomarlo como una lección porque otros equipos no nos van a perdonar", dijo Gasol.