El base de la selección argentina de básquetbol, Pablo Prigioni, se perdió el encuentro del jueves ante Túnez por una condición de cálculos renales, informó el médico del equipo Diego Grippo.

Prigioni, titular y medallista de bronce en Beijing 2008, se comenzó a sentir mal en el entrenamiento del miércoles por la noche. Se le realizaron exámenes de sangre y orina, además de una resonancia magnética que confirmaron la presencia de los cálculos.

"Descartamos una infección y confirmamos la presencia de pequeños cálculos en ambas vías urinarias. No hay que operarlo, son piedras chiquitas y tal vez las elimine espontáneamente", dijo Grippo a través de un comunicado.

Prigioni, quien recientemente fue fichado por los Knicks de Nueva York, ni siquiera hizo el viaje al pabellón de básquetbol para el tercer encuentro de Argentina en Londres 2012.

"Esperemos que sea algo que no pase de 48 horas, porque se viene un partido clave para la clasificación", dijo a The Associated Press el entrenador argentino, Julio Lamas.

Argentina, con dos victorias y un revés, enfrenta a Nigeria el sábado.

Facundo Campazzo reemplazó a Prigioni en el quinteto inicial de los sudamericanos y acumuló cuatro puntos, nueve rebotes y siete asistencias.

"Preocupa la ausencia porque es un gran jugador, pero ahora hay que potenciar las presencias y el chico Campazzo está en nivel alto, con confianza a pesar de que no había tenido muchos minutos. Hoy mostró que está a la altura del torneo", agregó Lamas.