Italia no pedirá un rescate financiero, declaró el jueves el primer ministro italiano Mario Monti, pero el presidente del gobierno español Mariano Rajoy esquivó la pregunta, en un día malo para los mercados financieros.

En una conferencia de prensa realizada en Madrid, ambos líderes se congratularon por las declaraciones de Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, de que "el euro es irreversible".

Draghi declaró que el BCE hará un nuevo esfuerzo para comprar bonos gubernamentales y hacer bajar el costo de financiamiento para los endeudados gobiernos.

Sin embargo, los mercados se decepcionaron de que si bien Draghi prometió que el BCE actuaría, no ofreció más detalles.

En España, el índice IBEX-35 cayó 5,2% mientras que el bono de deuda a 10 años se disparó a 7,06%, un nivel insostenible en el largo plazo.

Monti dijo que no consideraba un fracaso que Draghi no diera a conocer un plan completo. El gobernante italiano y el español firmaron un compromiso para "implementar un programa para una mayor integración fiscal y financiera para completar una verdadera unión económica y monetaria".

Mientras Monti dijo que las finanzas de Italia son sólidas, Rajoy declaró que seguirá trabajando para reducir el déficit público de España apegándose a las reformas estructurales planeadas.

Por otra parte, España vendió exitosamente 3.100 millones de euros (3.800 millones de dólares) en bonos a mediano y largo plazo, aunque a un costo significativamente mayor, en otro indicio de que el país está pasando apuros para convencer a los escépticos mercados de que no necesitará un rescate.

El tesoro español vendió 1.040 millones de euros en bonos a 10 años a una tasa de interés promedio de 6,65%, comparado con 6,4% en la acción previa del 5 de julio. Asimismo, vendió 1.020 millones de euros en bonos a cuatro años a una tasa de 5,97%, comparado con 5,54%. Vendió además 1.060 millones de dólares en bonos a dos años con un rendimiento de 4,77%.

También el jueves se conoció que el número de personas registradas como desempleadas en España bajó en julio en 27.814 personas, principalmente porque más gente halló trabajo en el sector de turismo durante el verano.

El Ministerio del Trabajo indicó que el total de personas registradas por desempleo es de 4,58 millones. Se trata del cuarto mes en que desciende el número de desempleados. España está en su segunda recesión en tres años, con una tasa de desempleo de casi 25%.