El defensa brasileño del Benfica, Anderson Luis da Silva, conocido como Luisao, relató hoy cómo asaltaron su casa durante la madrugada mientras él y su familia dormían, sin que éstos se dieran cuenta hasta despertar por la mañana.

El internacional contó a sus seguidores en las redes sociales el "susto" que supuso encontrarse con el hogar desvalijado, aunque no hubo ningún tipo de daño personal.

"Lamentable lo que nos pasó. Al contrario de las noticias, yo también estaba en casa. Pero gracias a Dios no fue más que un susto", expresó.

La familia de Luisao denunció el robo a las autoridades portuguesas y el jugador declaró que confía en que la policía lusa resolverá el incidente.

"Continuamos felices por vivir en Portugal", afirmó.

El antiguo defensa del Cruzeiro de Belo Horizonte, de 31 años, es uno de los jugadores más veteranos del Benfica, milita desde 2003 en el club, del que ha sido capitán y con el que espera retirarse, según ha confesado en más de alguna ocasión.