El británico Peter Wilson gana la medalla olímpica de oro en la doble fosa del tiro.