Un total de 76 personas fallecieron y 30 se encuentran en paradero desconocido por los temporales registrados en China la última semana, especialmente en el norte del país, informó hoy el Ministerio de Asuntos Civiles a través de la agencia oficial Xinhua.

De acuerdo con el Ministerio, los temporales han causado inundaciones, corrimientos de tierras y vendavales que afectaron a más de 9,25 millones de personas en 23 de las 30 divisiones administrativas del país desde el 27 de julio.

Cerca de 592.000 de esas personas tuvieron que ser evacuadas por los temporales, que causaron el derrumbe de 36.000 edificios, según la misma fuente.

El Ministerio ha distribuido 4.000 tiendas y 12.000 mantas entre los afectados por el temporal en las provincias norteñas de Shanxi, Heilongjiang y la región autónoma de Mongolia Interior, situadas en el norte del país y las más afectadas por el mal tiempo.

Se estima que los desastres causaron la destrucción de más de 188.600 hectáreas de cultivos y pérdidas económicas por más de 1.690 millones de dólares.

Muchas regiones chinas, especialmente las que se ubican en el noreste y el suroeste del país, han registrado graves temporales en lo que va del verano, entre ellos Pekín, donde las peores tormentas en 60 años causaron 77 muertes el pasado 21 de julio.