Bradley Wiggins ganó el miércoles la medalla de oro en la contra reloj del ciclismo, que fue su séptima presea y lo dejó como el británico más laureado en la historia de los Juegos Olímpicos.

El londinense de 32 años dejó atrás la marca de seis medallas que compartía con el legendario remero Steve Redgrave.

Wiggins cronometró 50 minutos, 39.54 seconds y le sacó 42 segundos al alemán Tony Martin, quien se llevó la medalla de plata. El bronce fue para el local Christopher Froome.

Fue la cuarta medalla dorada de Wiggins en los juegos.

Wiggins, que participa en su tercera olimpiada, venía de ganar el Tour de Francia el mes pasado, en el que Froome llegó segundo.