El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu dijo el miércoles que las declaraciones estadounidenses de solidaridad con Israel y sus garantías de que la opción militar sigue en pie no están convenciendo a Irán de que Occidente se propone seriamente impedir que produzca armas nucleares.

Junto al secretario de Defensa estadounidense, Leon Panetta, Netanyahu desestimó el consejo de su visitante de darle más tiempo a la diplomacia para contener el programa nuclear iraní.

"En este momento el régimen iraní cree que la comunidad internacional no tiene la voluntad de detener su programa nuclear", dijo Netanyahu en la residencia del primer ministro en Jerusalén. "Esto debe cambiar, y debe cambiar rápidamente, porque se está acabando el tiempo para resolver esta cuestión pacíficamente".

Horas antes, en una instalación de la defensa israelí al sur de Tel Aviv, Panetta afirmó junto al ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, que el gobierno de Barack Obama considera seriamente la posibilidad de llegar a apelar a la fuerza militar contra Irán, pero agregó que antes se deben agotar todas las medidas no militares.

El ministro Barak pareció tan poco convencido como el primer ministro. Dijo que apreciaba el apoyo de Estados Unidos, pero agregó que la probabilidad de que las sanciones internacionales lleguen a hacer alguna vez que Irán abandone su programa nuclear es "extremadamente escasa".

Las declaraciones de Netanyahu y Barak ponen de manifiesto la creciente tensión en las relaciones entre Estados Unidos e Israel sobre la estrategia frente a Irán.

Irán ha insistido en que su programa nuclear es para usos civiles exclusivamente, pero la sospecha de que llegue a usar el uranio enriquecido para ojivas nucleares ha provocado sanciones internacionales y amenazas israelíes. Estados Unidos ha tratado de disuadir a Israel de un ataque unilateral a Irán.

Panetta afirmó el miércoles una y otra vez que están en pie "todas las opciones", incluso la fuerza militar, para detener Irán, en el caso de que no den resultado las sanciones y la diplomacia, que son los medios de persuasión preferidos.

Dijo confiar en que Irán llegará a la conclusión de que las negociaciones son el mejor medio para salir de esta crisis.

La visita de Panetta en Israel se produce apenas días después de que el candidato presidencial republicano Mitt Romney se reuniese con altos funcionarios israelíes para hablar sobre Irán y otros temas. Romney ha acusado al gobierno de Barack Obama de ser demasiado indulgente con Irán y no proveer suficiente apoyo a Israel.

___

Robert Burns está en Twitter como: http://twitter.com/robertburnsAP