Después de esperar 84 años para regresar al fútbol olímpico, Uruguay tuvo el miércoles una triste despedida prematura en Londres al caer ante Gran Bretaña 1-0 y quedar eliminado del torneo.

La "Celeste" fue el único equipo latinoamericano que no sobrevivió a la ronda inicial, ya que previamente lo habían logrado Brasil, México y Honduras. Evitó así que la región metiese por primera vez a cuatro de sus selecciones en cuartos de final en este certamen.

"Se terminó, obviamente salimos a buscar otra cosa, no la conseguimos", declaró el técnico uruguayo Oscar Washington Tabárez. "Aunque no solucionamos, me llevo una imagen de un equipo que dejó todo en la cancha".

El verdugo de los "charrúas" fue el ariete Daniel Sturridge, quien metió el tanto en la reposición del primer tiempo.

Fue una noche de mala fortuna para el capitán y goleador uruguayo Luis Suárez, a quien el portero británico le sacó varias pelotas de gol en el complemento.

La anfitriona, con el aliento de más de 70.000 almas en el estadio Millennium de Cardiff, avanzó como primero del Grupo A, al sumar siete puntos, y chocará con Corea del Sur, que terminó segundo de la zona B.

Senegal, que le empató a Emiratos Arabes 1-1 en el otro choque de grupo, hizo cinco y se clasificó como segundo y se las verá con México, primero del B. Uruguay, con tres, se fue temprano a casa. Emiratos, que no llegó a sumar en su casilla, ya había sido eliminado en la jornada anterior.

Cuando todo indicaba que el primer capítulo se iba en tablas, apareció como tromba Sturridge, delantero del Chelsea, para poner arriba a los británicos y hacer delirar a los miles de aficionados de esta ciudad de Gales.

Fue una anotación tras excelente combinación de Joe Allen y Scott Sinclair. Allen arrancó por el medio y se la pasó a Sinclair que enfiló por el costado izquierdo y éste la regresó a Allen, que dejó desparramado en el área a dos defensores filtrando para que Sturridge entrara y la empujara con fuerza a la red.

En realidad, los británicos fueron los que más buscaron el arco rival en la primera parte, aunque no llegaron a amenazar seriamente hasta el momento del gol a la cabaña de Martín Campana.

Uruguay, ávido de la victoria para sobrevivir a la ronda, fue creciendo en el partido, aunque cada pelota que tocaba Suárez generaba un abucheo de los aficionados. El uruguayo estuvo en el centro de la polémica en la temporada pasada debido a la suspensión que sufrió por haber realizado un supuesto comentario racista contra un rival.

Pero Suárez también es bien conocido por sus goles en el Liverpool.

Suárez y su compañero Edinson Cavani, goleador del Napoli italiano, fueron traídos como refuerzos mayores de 23 años, pero ambos se fueron sin convertir un solo gol.

Suárez, más que Cavani, fue más incisivo el miércoles, sobre todo en el complemento, pero el gol se le negó varias veces.

A los 53 minutos, Suárez percutió en el área y evadió una marca, pero su remate frente al arco fue detenido milagrosamente por el arquero británico, que dejó la pelota suelta sin que el delantero uruguayo pudiera pegarle de nuevo.

Diez minutos después, el portero Jack Butland volvió a frustrarle la celebración al capitán uruguayo al desviarle con los dedos un remate rasante que buscaba el segundo palo.

"Obviamente cuando los convocamos fue pensando en su gran potencialidad goleadora, muy demostrada y que la van a seguir teniendo", dijo Tabárez. "Malogramos muchas ocasiones no por responsabilidad exclusiva de estos futbolistas. Otros tuvieron la chance".

"Son circunstancias", agregó.

A cuatro minutos del final, los británicos casi hacen el segundo en un contragolpe liderado por Sturridge, cuyo disparo bajo y esquinado fue despejado por Campana. Gastón Ramírez estrelló un potente remate en el horizontal en la agonía del partido.

Uruguay esperó una eternidad para regresar al fútbol olímpico. Desde que ganó su segundo título en Amsterdam en 1928, la selección "charrúa" no había podido clasificarse, sino hasta el año pasado en que logró el pasaje junto a Brasil en el Sudamericano celebrado en Arequipa, Perú.

La eliminación es un cachetazo para un equipo que llegó con una de las duplas más temidas y en medio de un momento exitoso de su selección absoluta, que logró el cuarto lugar en el Mundial de Sudáfrica en 2010 y un año después se coronó campeona en la Copa América en Argentina.

___

Alineaciones:

URUGUAY: Martín Campana, Ramón Arias, Sebastián Coates, Matías Aguirregaray, German Rolin, Gastón Ramírez, Diego Rodríguez, Egidio Arévalo, Tabare Viudez (Nicolás Lodeiro, 58), Luis Suárez, Edinson Cavani.

Técnico: Oscar Tabárez.

GRAN BRETAÑA: Jack Butland, Neil Taylor, Ryan Bertrand, Steven Caulker, Micah Richards, Tom Cleverley, Joe Allen, Aaron Ramsey, Scott Sinclair (Jack Cork, 90), Craig Bellamy (Danny Rose, 77), Daniel Sturridge (Craig Dawson, 90).

Técnico: Stuart Pearce.

Arbitro: Yuichi Nishimura (Japón).

___

Juan Zamorano está en Twitter como http://twitter.com/Juan_ZamoranoAP