Latinoamérica contará con tres selecciones en los cuartos de final del fútbol olímpico masculino tras ver frustrado el pleno por la inesperada eliminación de Uruguay.

Gran Bretaña derrotó 1-0 a la "Celeste", que vino como una de las favoritas en la carrera por las medallas pero se fue del torneo antes de lo previsto. México, la sorprendent Honduras y Brasil sí consiguieron clasificarse entre los ocho mejores equipos de la competición.

Honduras fue sin duda la gran sensación. Derrotó 1-0 a España y en su tercera participación en unos Juegos logró avanzar a cuartos de final por primera vez.

"Estoy muy, muy orgulloso de los jugadores", dijo el técnico de Honduras, Luis Suárez. "Han trabajado duro durante los últimos siete meses. Lo más importante para mí es su actitud, unión y amistad".

Honduras tendrá ahora el dudoso honor de enfrentar a Brasil, que con Neymar a la cabeza ganó con autoridad sus tres partidos en el Grupo A y busca el primer título olímpico de su historia.

México también se plantó en la siguiente ronda con una trabajada victoria 1-0 sobre Suiza. El gol de Oribe Peralta dio a los mexicanos la primera plaza de grupo, que les aboca a un complicado cruce con la selección africana de Senegal.

"Fue un premio al esfuerzo", señaló el timonel mexicano Luis Fernando Tena, al referirse a la anotación de Peralta contra Suiza. "Más cuando venía de una lesión (desgarro en la pierna derecha)".

Los otros dos emparejamientos de cuartos medirán a Gran Bretaña frente a Corea del Sur y Egipto contra Japón.

La despedida de Uruguay fue junto a la estrepitosa caída de España la sorpresa más grande de la fase de grupos. Ni la campeona de Sudamérica ni la vigente campeona de Europa y el mundo lograron acceder a la lucha por las medallas.

Uruguay, que ganó dos ediciones de este torneo en la década de 19020, se rencontró en Londres con el fútbol olímpico 84 años después de su última participación. A pesar de contar con algunas de sus mejores estrellas como Luis Suárez y Edinson Cavani, la "Celeste" sólo pudo ganar en la primera fecha a los Emiratos Arabes Unidos.

Perdió contra Senegal 2-0 y el partido contra el anfitrión Gran Bretaña se convirtió en una final. En un encuentro trabado por momentos, un gol del británico Daniel Sturridge poco antes del descanso enterró las opciones uruguayas.

Ni Cavani ni Suárez encontraron portería a pesar de las múltiples oportunidades y Uruguay tuvo que hacer las maletas antes de tiempo.

El técnico Oscar Tabárez dijo que los había convocado "por su grna potencialidad goleadora", pero que no los culpaba por no haber encontrado el gol.

"Son circunstancia", afirmó.

"No conseguimos lo que buscamos, pero dejamos todo en la cancha", agregó.