El surcoreano Song Dae Nam se alzó el miércoles con la medalla de oro de la división de 90 kilos en judo tras derrotar al cubano Asley González en tiempo extra y la francesa Lucie Decosse triunfó en la división de 70 kilos de mujeres doblegando a la alemana Kerstin Thiele en lo que por momentos pareció una riña callejera.

Song apeló a un veloz juego de piernas para imponerse a González en una pelea en la que los dos judocas se mostraron sumamente conservadores.

En su marcha hacia el oro Song derrotó al japonés Masashi Nishiyama, uno de los favoritos, que terminó llevándose un bronce. El otro bronce fue para el griego Ilias Iliadis.

Song, de 33 años, terminó 17mo en el campeonato mundial del año pasado.

También derrotó al brasileño Tiago Camilo, dos veces medallista olímpico y ganador de oro en los Juegos Panamericanos de 2011 en Guadalajara.

Camilo ganó el derecho de disputar un repechaje por el bronce, pero perdió ante el griego Iliadis, con lo cual dejó escapar la opción de convertirse en el primer brasileño en ganar medalla en judo en tres Olimpiadas seguidas. En Atenas ganó plata y en Beijing fue bronce.

"Nunca había salido de una Olimpiada sin medalla, esto es muy duro para mí", admitió Camilo después de ver escapar la opción del bronce en Londres.

Otro que sufrió a manos de Song fue el cubano González, quien salió cabizbajo y abatido de la final perdida frente al surcoreano.

"Estoy contento pero no satisfecho, pensaba lograr más", dijo el cubano.

Decosse, por su parte, protagonizó un deslucido combate con Thiele, en el que abundaron las acciones agresivas y los tironeos.

La francesa, triple campeona mundial, se había llevado la medalla de plata en Beijing hace cuatro años.

Estuvo dominante en Londres, donde ganó varios combates con la toma ippon, equivalente al nocaut. Una de sus peleas duró diez segundos, ya que en la primera toma puso a su rival de espaldas en el piso.

Los bronces fueron para la colombiana Yuri Alvear y la holandesa Edith Bosch.

La colombiana resucitó en un repechaje luego de perder en la segunda ronda contra la francesa Decosse en 10 segundos de combate. Alvear aprovechó el repechaje para disputar uno de los bronces contra la china Fei Chen, a quien derrotó por "ippon", el nocaut técnico del judo.

"Es algo maravilloso ganar esta medalla para Colombia, Dios hizo que fuera posible", manifestó Alvear eufórica tras su conquista.