El expresidente uruguayo Julio María Sanguinetti reclamó hoy a Brasil, como mayor potencia económica de América Latina, un mayor liderazgo en el marco del Mercado Común del Sur (Mercosur) para que este bloque "realmente funcione".

Sanguinetti clausuró hoy en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander (norte de España) el curso "Panorama de Brasil", en el que se analizó la actual situación de ese país y su relación con el resto de América Latina.

En su intervención, el expresidente de Uruguay destacó el "desconocimiento" existente entre Brasil y sus vecinos, y lamentó "las limitaciones" en la región, que son debidas, a su juicio, a una falta de entendimiento "claro y verdadero" con Argentina.

Sanguinetti achacó esa situación a "viejas historias" y "flujos nacionalistas" que provocan las "sanciones y medidas correctoras" que se imponen mutuamente ambos países aun existiendo un tratado de libre comercio, algo que "no debería ocurrir" y se podría solucionar por la vía diplomática.

"En América Latina, Brasil ejerce un liderazgo de hecho, a veces cuestionado y cuestionable", incidió el exmandatario uruguayo, quien reclamó a ese país que lidere un Mercosur "que realmente funcione, y que no sea esa especie de esperpento frustrante que tenemos hoy".

Sanguinetti recordó que Brasil representa el 70 por ciento de Mercosur, y lamentó que no se imponga cuando los fallos de los tribunales se incumplen o cuando se producen restricciones comerciales.

Esto provoca, dijo, que el liderazgo brasileño en el marco de Mercosur "aparezca como mucho más débil de lo que se ve desde afuera, lo cual tiene algo de bueno, pero tiene algo de peligroso también".

"El liderazgo se debe ejercer y se debe ejercer bien. Con generosidad para los socios, pero con efectividad también para lograr el avance que se espera", concluyó el expresidente uruguayo.