La Coalición Internacional de Organizaciones por los Derechos Humanos en las Américas manifestó hoy su "profunda preocupación" por la intención del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de retirarse definitivamente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH).

La decisión puede afectar la defensa "de los derechos humanos de los venezolanos, quienes no podrían acudir a dicho órgano de protección del Sistema Interamericano para alcanzar justicia cuando sus derechos no hayan sido debidamente protegidos en su país", asegura la Coalición en un comunicado.

La postura del mandatario venezolano frente a la labor de la CorteIDH se radicalizó el 24 de julio, cuando acusó a la organización de apoyar el terrorismo al emitir un fallo a favor de Raúl Díaz, acusado de poner bombas en las sedes diplomáticas de España y Colombia en Caracas en 2003.

"El anunciado retiro de la Corte Interamericana está precedido por un incumplimiento de las sentencias y medidas de protección emitidas", resalta el comunicado de la Coalición.

El 20 de julio pasado el Gobierno venezolano fue condenado a pagar "determinadas sumas por concepto de indemnización por daño material e inmaterial", en el caso de opositor Raúl Díaz, quien, según la sentencia, fue sometido a tratos inhumanos y degradantes durante su detención, entre 2004 y 2010.

En unas recientes declaraciones a Efe, el portavoz de la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Rupert Colville, señaló que la CorteIDH "cumple un papel clave en la transición a la democracia", por lo que el retiro no "será algo bueno para Venezuela".

El comunicado de la Coalición lo firman Amnistía Internacional, la Federación Internacional de Derechos Humanos, PeaceBrigades International, el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional, la Plataforma Interamericana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo, entre otras entidades internacionales.

Los firmantes señalan que la Corte Interamericana de Derechos Humanos, al igual que la Comisión Interamericana, han contribuido a "la construcción de estándares más garantistas de los derechos humanos" en América Latina y han sido "instrumentales en la protección de los derechos de miles de víctimas y ciudadanos".

"Las organizaciones de la sociedad civil firmantes consideramos que la existencia del Sistema Interamericano en nuestra región cumple un papel esencial", agregan.

La Coalición pide por último a todos los miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) que reafirmen su "compromiso con la universalidad del Sistema Interamericano" mediante acciones tendentes a que el Gobierno venezolano reconsidere su decisión de retirarse de la CorteIDH.