El legendario Magic Johnson no sólo tiene tiempo para reiterar que el "Dream Team" de Barcelona 92 hubiese ganado de 20 al actual equipo nacional de Estados Unidos sino que además se ha convertido en la imagen más activa y positiva que tienen los Dodgers de Los Ángeles, del que forma parte como accionista minoritario.

Johnson ha confirmado con hechos que llega a su nueva andadura empresarial con la única meta de convertir a los Dodgers en un equipo ganador y máximo aspirante a conseguir el título de la Serie Mundial.

La exestrella de la NBA se presentó ante los medios de comunicación angelinos para valorar las nuevas adquisiciones que han hecho los Dodgers antes que se cerrase la fecha oficial de traspasos dentro del béisbol profesional de las Grandes Ligas y fue categórico y resolutivo como lo era en el campo de juego.

"Queremos ganar y queremos ganar ahora. No entramos a esto con la idea de esperar un par de años para competir. Queremos ganar ya".

Johnson analizó los cambios que realizó dicha novena para reforzar su potencial de competir este mismo año por el campeonato de la Liga Nacional y posiblemente de la Serie Mundial.

El exjugador estelar de Los Ángeles Lakers el pasado abril encabezó un grupo que cuenta con Mark Walter como principal accionista para comprar a los Dodgers al exdueño Frank McCourt.

Desde el mismo día de la presentación del grupo como nuevos dueños de los Dodgers, Johnson y el resto de los inversionistas, que pagaron 2.000 millones de dólares, prometieron que buscarían restablecer a la franquicia angelina en la Liga Nacional como un equipo con las máximas aspiraciones deportivas, acorde con su historia y la ciudad.

Johnson estuvo satisfecho con los negocios realizados en las pasadas semanas por el presidente de asuntos de béisbol en el equipo, Stan Kasten, y el gerente general de la novena, Ned Colletti.

"Han trabajado muy fuerte y han logrado unos cambios importantes que los permiten estar contentos con lo conseguido, aunque todavía queríamos hacer muchas cosas más, se logró lo principal de cubrir unas deficiencias sin empeñar el futuro", analizó Johnson.

Los cambios introducidos han sido la llegada del tercera base y campocorto, el dominicano Hanley Ramírez, la de los relevistas Randy Choate y Brandon League y justo antes que venciera el periodo de cambios lograron la llegada del jardinero Shane Victorino.

Johnson aseguró que con los cambios, los Dodgers deben ser considerados actualmente como un equipo listo para luchar por el título de la Serie Mundial.

"Creo que sí, que somos un equipo con capacidad para ganar el campeonato. Pero todo el mundo tiene que jugar su mejor nivel", advirtió Johnson. "Cambios así inyectan mucha confianza y creo que nosotros podemos competir contra cualquiera".

Johnson abundó que aunque él no estuvo directamente involucrado en los negocios deportivos, sí estuvo activo con Walter en la toma de decisiones económicas que eran importantes para autorizar los cambios.

"Trabajamos fuerte para lograr lo mejor y aunque pudimos hacer más, estoy feliz con lo logrado. Fueron adquisiciones que nos pueden ayudar inmediatamente e incluso tienen potencial de impactar nuestro futuro", señaló Johnson. "Sin dudas hemos mejorado al equipo".

Johnson dijo que la experiencia vivida en los Lakers con Jerry West de gerente general del equipo y el Jerry Buss le ha ayudado muchísimo en la manera como ha trabajado esta última etapa para fortalecer al equipo, aunque admitió que se falló en su plan de sumar a otro lanzador iniciador de calidad y potencia.

Pero respaldó la decisión de Colletti y Kasten de no pagar un alto precio con talentos valiosos por el derecho Ryan Dempster, de los Cachorros de Chicago, y que llegó a los Vigilantes de Texas, considerando el factor que éste será agente libre al cerrar la temporada.

"El equipo tenía unas necesidades imperativas que fueron cubiertas. Shane nos va a dar, por ejemplo, un gran primer bate y sobre todo un jugador de experiencia de postemporada, que no tiene miedo ante la presión de los "playoffs", y quien creo será una voz de influencia en el vestuario. Así que en general el equipo fue mejorado", subrayó Johnson.