Los cancilleres de Ecuador, Ricardo Patiño, y de Colombia, María Ángela Holguín, se reunirán este viernes en la ciudad ecuatoriana de Guayaquil, para fortalecer las relaciones entre ambos países, informó hoy el Ministerio ecuatoriano de Relaciones Exteriores.

Los objetivos de la cita son "evaluar el cumplimiento de los compromisos binacionales del último año, dar seguimiento a los avances en los esquemas de integración binacional y acordar nuevas líneas estratégicas" para fortalecer la relación bilateral, señala un comunicado de la Cancillería ecuatoriana.

Se prevé que Holguín llegue en la mañana del viernes a la Base Aérea "Simón Bolívar" del aeropuerto de Guayaquil y luego se dará paso a un encuentro ampliado entre las delegaciones de los dos países para tratar los temas programados.

En la tarde, Patiño y Holguín ofrecerán una rueda de prensa para informar sobre los resultados del encuentro, precisa el texto de la Cancillería.

El anuncio de la reunión entre los jefes de la diplomacia de los dos países en Guayaquil se da luego que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, al hacer hoy un balance de política exterior, afirmara que el giro dado en los dos últimos años en esa materia ha permitido a su país salir del aislamiento internacional.

Sobre todo se refirió al hecho de haber superado el alejamiento diplomático que Colombia mantuvo con Ecuador y Venezuela, así como la implementación de una nueva relación con Estados Unidos.

"Hemos logrado jugar un papel muy relevante nuevamente en la región, donde estábamos aislados, donde estábamos en cierta forma arrinconados", expresó Santos.

Recordó las rupturas diplomáticas con Ecuador y Venezuela durante el anterior Gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010) y reconoció que aquellas confrontaciones habían llegado a un punto extremo.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, rompió las relaciones con Colombia en marzo de 2008 tras un bombardeo militar a una base de las FARC en suelo ecuatoriano, precisamente cuando Santos era ministro de Defensa de Uribe.

En aquella acción murió el segundo al mando de las FARC, Luis Édgar Devia ("Raúl Reyes"), entre otros insurgentes y civiles.

Ecuador y Colombia restablecieron sus relaciones en noviembre de 2010, ya con Santos en el poder, al dar superadas sus diferencias y anunciar la designación de sus respectivos embajadores.