Aún con la pena reflejada en el rostro tras un mal resultado en los clavados sincronizados de tres metros, el mexicano Yahel Castillo dijo el miércoles que espera sacarse la espina clavada en la prueba individual.

Acompañado por Julián Sánchez, Castillo finalizó séptimo entre las ocho parejas del sincronizado, pero volverá a la fosa del Centro Acuático el lunes para la ronda preliminar de trampolín individual.

"Voy a tratar de que en cinco días se cambien las cosas", dijo Castillo a The Associated Press. "Hoy quería poner mi granito de arena para el buen paso de la delegación, no se pudo, pero vamos a seguir intentándolo".

Castillo, de 25 años, fue séptimo en el trampolín individual de Beijing 2008.

"Bueno, cada competencia es diferente, pero vamos a tratar de hacerlo lo mejor posible porque es para eso que hemos trabajado en estos años", concluyó.

Castillo ganó medallas de oro en el trampolín individual en los Juegos Centroamericanos de Mayagüez 2010 y en los Panamericanos de Guadalajara 2011.