Seis habitaciones y nueve baños repartidos en los tres últimos pisos de un rascacielos de Manhattan con unas impresionantes vistas de Central Park son algunos de los atractivos del apartamento más caro de Estados Unidos, que acaba de salir al mercado neoyorquino por 100 millones de dólares.

"Este trofeo es la joya de la corona en lo más alto del célebre bloque de pisos City Spire, diseñado por el reconocido Juan Pablo Molyneux", comienza la descripción de este apartamento, según se puede ver hoy en la web de la agencia de bienes raíces Prudential Douglas Elliman.

El encargado de encontrar un comprador para el apartamento más caro de Estados Unidos no es otro que el hijo del oscarizado actor Robert De Niro ("Taxi Driver", "Goodfellas"), Michael De Niro, quien describe esta vivienda como una "gema única en su género que se encuentra entre las casas más elitistas" del país.

De forma octogonal y ocupando los pisos 73, 74 y 75 de un rascacielos de lujo en el número 150 oeste de la calle 56, en pleno corazón de Manhattan, la casa cuenta más de 1.000 metros cuadrados, 280 de ellos dedicados a una terraza que rodea esas tres plantas para disfrutar de la Gran Manzana.

El desorbitado precio de 100 millones de dólares que pide su actual propietario, el promotor inmobiliario Steven Klar, contrasta con los 4,5 millones que pagó al trasladarse en 1993 a ese enorme apartamento, en el que gastó otros cerca de 5 millones para que Molyneaux le diera el "estilo clásico" que buscaba.

El apartamento cuenta con su propia bodega con una "amplia capacidad para botellas" y un apartamento totalmente separado en el piso 72 dedicado a la servidumbre o a las visitas, y las otras tres plantas están conectadas por una gran escalera de caoba y un ascensor privado.

Los 100 millones de dólares por los que ha salido al mercado este inmueble superan la friolera de 90 millones de dólares por la que ya se ha adjudicado la venta de uno de los pisos más altos de One57, un rascacielos que se está construyendo en la calle 57 y que amenaza con robarle parte de las vistas de Central Park al City Spire.