El controvertido juez español Baltasar Garzón censuró el miércoles la pesquisa estadounidense a WikiLeaks y consideró antidemocrático el proceso del jurado investigador que podría resultar en la presentación de cargos contra el fundador del cibersitio propalador de secretos.

Baltasar Garzón, un abogado de derechos humanos famoso por emprender en 1998 un juicio contra el ex dictador chileno Augusto Pinochet, aceptó en fecha reciente actuar como coordinador internacional de la defensa de Julian Assange, el fundador de WikiLeaks.

Un país democrático no puede funcionar a espaldas de una persona a la que se imputan delitos muy graves y que lo pueden privar de la libertad por mucho tiempo, señaló Garzón a la prensa.

Estados Unidos debería hacer público el proceso contra Assange para que éste pueda defender sus derechos, agregó.

Un jurado investigador en Virginia estudia las evidencias que podrían derivar en acusaciones contra Assange, cuyo portal difundió cientos de miles de documentos secretos estadounidenses, incluido un cuarto de millón de mensajes del Departamento de Estado, lo cual sacudió a Washington.

El jurado investigador efectúa las pesquisas en torno al asunto desde hace más de un año y podría continuar durante meses o incluso años. Se ha llamado a testigos aunque se desconoce las identidades de la mayoría de éstos.

Por lo general, los jurados investigadores en Estados Unidos funcionan en secreto, aspecto que han criticado Assange y los partidarios del mismo.

Garzón señaló que no tiene idea de lo que ocurre en este asunto en Estados Unidos, lo cual le causa preocupación.

Assange se encuentra en la embajada ecuatoriana en Londres en busca de asilo en algún país de América Latina. Assange pretende evitar la extradición a Suecia, donde es solicitado para interrogarlo en torno a acusaciones de conducta sexual indebida.

____

Raphael Satter contribuyó a este despacho desde Londres.