La mamá de Michael Phelps ha robado cámara en los Juegos Olímpicos, y es que, orgullosa y emocionada, siempre aparece en las gradas de la alberca en el Aquatics Centre del Olympic Park en Londres. Ahí la hemos visto aplaudir, llorar y recibir flores de manos de su hijo, algo que sin duda a todos nos ha conmovido.

Y así como ella, la mamá de Chad le Clos, medallista de oro sudafricano, o la mamá de Andy Murray, gran esperanza del tenis británico, también se dan cita en primera fila para ver a sus retoños competir.

Lea más en Huffpost Voces

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino