Israel y las autoridades palestinas llegaron a un acuerdo a fin de mejorar el cobro de Israel de aranceles aduaneros e impuestos en nombre de los palestinos, anunció el miércoles un vocero palestino.

El acuerdo podría aliviar la profunda crisis financiera de los palestinos, aunque no se calcula a cuánto ascendería el cobro adicional de divisas.

Se llegó al punto después de meses de conversaciones y pese a la desconfianza entre las partes sobre varios aspectos, inclusive sobre las condiciones para reanudar las negociaciones sobre el estado palestino y la paz.

Israel transfiere mensualmente unos 500 millones shekels (125 millones de dólares) que es una fuente de ingreso para el gobierno autónomo palestinos. Sin embargo, los palestinos consideran que están perdiendo divisas debido a que se reporta menos de lo cobrado.

El portavoz del gobierno palestino Ghassan Khatib dijo el miércoles que bajo el nuevo acuerdo, Israel compartirá información sobre las transacciones económicas a fin de mejorar la recaudación de impuestos.