Mientras algunos de los hermanos de Jackson siguen cuestionando la validez del testamento del superastro del pop, Jermaine Jackson lamentó el escándalo que ha sacudido a su familia recientemente.

Jermaine Jackson dijo el miércoles en un comunicado que se arrepiente de la turbulencia por la que ha pasado su familia y que espera que todos sus conflictos se puedan arreglar pacíficamente.

También lamentó cualquier preocupación que se haya causado a los tres hijos de su difunto hermano Michael y reconoció que las partes en conflicto han dicho cosas irracionales, y sugirió que la familia debe tratar de arreglar sus asuntos en privado.

Jermaine Jackson dijo que las sospechas llevaron a que las cosas se salieran de control y que su familia sigue dolida por el deceso de Michael en el 2009.

Mientras tanto, en Twitter y por televisión, Randy Jackson calificó el testamento de cinco páginas de Michael Jackson, firmado en 2002, como una falsificación.

Randy Jackson escribió en Twitter que cree que los administradores del patrimonio tratan de aislar a su madre, pese al detrimento que con ello le causan en su salud. "Creo y temo que están tratando de matar a mi madre", escribió Randy Jackson la semana pasada.

Los albaceas de Jackson han negado las acusaciones. "Nos entristece que ahora ciertos miembros de la familia de Michael a quienes él decidió dejar fuera de su testamento realicen estas acusaciones falsas y difamatorias", escribieron en un comunicado.

Randy Jackson y tres de sus hermanos, incluido Jermaine, pidieron en una carta filtrada hace dos semanas la renuncia de los albaceas de Jackson y reiteraron que el testamento de su hermano es falso.

El miércoles Jermaine Jackson dijo que sigue preocupado por el patrimonio de su hermano pero que dejará de apoyar la misiva.

La carta establece que la familia Jackson — que aparte de su madre y sus tres hijos no reciben nada de su patrimonio — estaba demasiado abrumada tras la muerte del cantante como para hacer frente al documento. "En ese momento no pudimos comprender lo que ahora nos es obvio: que el Testamento, sin duda, es Falso, Defectuoso y Fraudulento", dice la carta firmada por Randy, Jermaine, Janet y Rebbie Jackson.

El retraso, empero, probablemente condena cualquier esfuerzo para invalidar el documento que, si llega a ser desechado, no alterará la participación que reciben los hijos del Rey del Pop, han dicho expertos y un tribunal de apelaciones.

Casi desde el momento en que fue presentado, el testamento ha sido un tema de controversia para algunos de los parientes de Jackson. El padre del superastro, Joe Jackson, intentó conseguir un estipendio del patrimonio, pero al igual que el resto de sus hijos quedó excluido por completo.

Su madre, Katherine, analizó la posibilidad de desafiar a los albaceas y consiguió el permiso de un juez, pero llegó a un acuerdo antes que se realizara una audiencia.

El patrimonio beneficia a Katherine Jackson y los tres hijos del cantante: Prince, de 15 años; Paris, de 14; y Blanket, de 10.

El documento de cinco páginas es directo y simple, y muchas provisiones clave sobre cómo está constituido el patrimonio de Jackson se disponen en un fideicomiso. Ese documento jamás ha sido publicado.

Gran parte de los recelos derivan de la última página del testamento, que incluye las firmas de tres testigos que alegan que Jackson firmó el documento el 7 de julio de 2002 en Los Angeles. La familia de Jackson afirma que el cantante se encontraba en Nueva York ese día, un punto que el reverendo Al Sharpton recientemente reafirmó mostrando un video del cantante de "Thriller" acompañándolo esa fecha a un acto en Harlem.

___

Anthony McCartney está en Twitter como http://twitter.com/mccartneyAP