Las declaraciones del canciller David Choquehuanca al que se atribuye haber anunciado la expulsión de la Coca Cola de este país andino fueron citadas fuera de contexto, sostuvo el martes el ministerio de Relaciones Exteriores.

"No hay una posición oficial al respecto, y las declaraciones que se atribuyen al canciller están fuera de contexto", dijo a la AP la asesora de prensa Consuelo Ponce.

Versiones difundidas fuera del país el miércoles atribuyen a Choquehuanca haber anunciado la expulsión de Coca Cola por razones de salud y cultura.

Ponce aseguró que Choquehuanca no hizo declaraciones sobre ese asunto fuera de las formuladas en un acto público el 13 de julio en una localidad cercana a La Paz.

"El 21 de diciembre de 2012 es el fin del egoísmo, de la división, el 21 de diciembre de 2012 tiene que ser el fin de la Coca Cola, el comienzo del 'mocochinchi' (refresco hervido de durazno seco), del 'wilkaparu' (de maíz)", dijo Choquehuanca ese día en presencia del presidente Evo Morales.

"El 21 de diciembre de 2012 termina el calendario maya, tiene que terminar la 'macha', la oscuridad. Ese día los planetas se alinean después de 26.000 años", acotó al anunciar un encuentro internacional ese día en la Isla del Sol (Lago Titicaca) de donde, según antiguos cronistas, salieron Manco Kapac y Mama Okllo, fundadores del imperio inca.

Choquehuanca es filósofo aymara, la misma etnia del presidente Evo Morales, y no es la primera vez que hace referencias a profecías incas y mayas que hablan del fin de una época y surgimiento de otra.

Morales vaticinó incluso el fin del capitalismo en varios de discursos y en una ocasión dijo que la Coca Cola era muy efectiva para destapar las alcantarillas.

Las notas de prensa que circularon el miércoles fuera del país también indican que MacDonald's dejará de operar en Bolivia, pero la multinacional estadounidense dejó el país en 2002, antes de que Morales llegara al gobierno, porque no pudo conquistar el mercado local.

El presidente de la Cámara de Industrias de La Paz, Mario Yaffar, declaró a radio Erbol el miércoles que aquellas versiones "son una distorsión de lo que escuchamos antes, de que debe haber un cambio y de que la Coca Cola dejará de tener supremacía internacional".

La embotelladora de Coca Cola en Bolivia dijo a la AP que por el momento no se pronunciará.