España se despidió el miércoles del fútbol olímpico sin haber marcado un solo gol. Un pobre resultado para el campeón del mundo, que llegó a los Juegos de Londres con la etiqueta de favorito.

La selección española, que ya estaba eliminada, empató 0-0 frente a Marruecos en el último partido de la fase de grupos, después de haber perdido por 1-0 sus dos anteriores compromisos ante Japón y Honduras.

El delantero del Atlético de Madrid Adrián López tuvo las mejores oportunidades para el combinado ibérico, con un disparo al palo a los 31 minutos y el fallo de un gol cantado a los 69.

Adrián agarró un pase filtrado al área, pero miró al juez de línea para asegurar la posición en lugar de disparar a puerta. Cuando comprobó que la posición era correcta, su lanzamiento se marchó desviada.

España finalizó última del Grupo D y quedó eliminada del torneo junto con Marruecos. Japón y Honduras avanzaron a cuartos de final.