La nueva ministra de Cultura y Comunicación de Francia, Aurélie Filippetti, criticó hoy la ley Hadopi contra las descargas ilegales y sus herramientas, que implementó el expresidente conservador Nicolas Sarkozy.

"La Hadopi no ha cumplido su misión de desarrollo de la oferta legal. En el aspecto financiero, 12 millones de euros anuales y 60 efectivos es caro para enviar un millón de correos electrónicos", señaló hoy la ministra de Cultura en una entrevista que publica la edición digital de la revista "Nouvel Observateur".

La Autoridad de Protección de Obras en Internet (Hadopi) es la oficina encargada de localizar a los piratas digitales, enviarles hasta dos correos electrónicos de advertencia y, si la infracción continúa, tramitar la solicitud para que un juez pueda cortar la conexión a internet del usuario.

Todavía no se conoce que ningún internauta en Francia haya sufrido este último nivel de sanción, tan polémico cuando tramitó la proposición de ley que tuvo que ser modificado y se exige que sea un magistrado y no la administración quien cercene la conexión a internet.

"La suspensión del acceso a internet me parece una sanción desproporcionada para el objetivo que se persigue", señaló Filippetti, quien ha encargado al expresidente de "Canal +" Pierre Lescure la elaboración de un informe sobre los desafíos de la explotación cultural en la era digital.

Su misión consistirá en elaborar "un verdadero balance de la evolución de las prácticas en materia de utilización de los contenidos culturales digitales y de aportar una prospectiva sobre las necesidades legales para que internet se convierta en una de las fuentes de financiación más importantes de la cultura", explicó la ministra.

Hasta que Lescure no termine su tarea, el ministerio se abstendrá de eliminar el dispositivo Hadopi, aunque la titular de Cultura avanzó que limitará sus recursos.

"Mientras tanto, en el marco de los esfuerzos presupuestarios, voy a pedir que se limiten ampliamente los créditos de funcionamiento de Hadopi para el año 2012", agregó Filippetti, quien avanzó que detallará esas reducciones el próximo mes de septiembre.