El judoca brasileño Tiago Camilo alcanzó las semifinales de la categoría de -90 kilos al vencer en un combate muy trabajado al uzbeco Dilshod Choriev, por lo que se encuentra a una sola victoria de repetir final olímpica doce años después.

Camilo, que ganó la plata en -73 kilos en Sidney 2000 y el bronce de -81 kilos en Pekín, puede alcanzar en la tercera categoría en la que compite la final si vence al surcoreano Dae-Nam Song, que se ha impuesto en cuartos de final al segundo cabeza de serie, el japonés Masashi Nishiyama.

El brasileño sudó para vencer al uzbeco, que se defendió muy bien y acabó sucumbiendo únicamente por dos penalizaciones por falta de combatividad que supusieron un yuko para Camilo.

Previamente, el veterano judoca, que ya tiene 30 años, se deshizo con sendos ippones del ucraniano Roman Gontiuk y del italiano Roberto Meloni.

Tras el parón del mediodía, las semifinales empezarán sobre las 14:45 hora local (13:45 GMT). En caso de perderla, Camilo debería luchar contra el vencedor del combate de repesca entre el griego Ilias Iliadis y el australiano Mark Anthony para llevarse el bronce.