Una operación ilegal de cultivo de marihuana en el sureste del estado de Idaho resultó ser mucho más grande de lo que las autoridades habían reportado inicialmente.

Durante una conferencia de prensa del miércoles, funcionarios policiales dijeron que el lugar de cultivo contenía alrededor de 40.000 plantas, con un valor aproximado de 80,5 millones de dólares. Un día antes, funcionarios del condado de Caribou dijeron que en el lugar había más de 10.000 plantas con un valor en el mercado negro de 20 millones de dólares.

El cultivo estaba en las montañas al sur del poblado de Grace, en el condado de Caribou, apenas unos metros al lado del condado de Bannock, a una altura de más de 2.100 metros (7,000 pies).

Reportes de la televisora local KIFI-TV indicaron que el jefe de Policía del condado de Bannock, Lorin Nielsen, dijo que "no tenía duda" de que la operación estaba vinculada con algún cártel del narcotráfico mexicano.

Según las autoridades, el lugar llevaba varios años siendo utilizado para el cultivo de marihuana.

Se decomisaron kilómetros de tuberías de irrigación y unos 450 kilos (1.000 libras) de fertilizante, agregaron los funcionarios.