Gisela Dulko tuvo un consejo espontáneo y sincero para Juan Martín Del Potro en la primera ocasión que los dos disputaron un partido de dobles mixto: no seas tímido.

"Lo único que le dije fue: 'no le tengas miedo y tírale a la chica, porque a mí a van a tirar''', dijo Dulko. "Él, por caballero, iba despacito con la chica, entonces le dije: tírale, tírale, que no pasa nada'''.

La dupla argentina hizo se presentación en el tenis olímpico con un triunfo el miércoles 6-3, 7-5 sobre los rusos Elena Vesnina y Mikhail Youzhny para instalarse en la ronda de cuartos de final.

Nunca, pero nunca, Del Potro y Dulko habían estado juntos en una cancha. Ambos se anotaron en el dobles mixto, luego que el formato se incluyó por primera vez en unos Juegos Olímpicos desde 1924.

Del Potro quedó fascinado con la experiencia. "Con Gisela, por el nivel espectacular que demostró, me entusiasmó", dijo el número ocho del ránking de la ATP y que horas antes en sencillos derrotó al francés Gilles Simon para quedar entre los ochos mejores del torneo que se disputa en el césped de Wimbledon.

"La pasamos muy bien para ser primera vez que Juan Martín juega el mixto", dijo Dulko, ganadora de 17 títulos de dobles en el circuito, incluyendo el del Abierto de Australia de 2011.

"Nos divertimos, no pensamos que íbamos a estar tan bien y sin haber practicado", añadió Dulko.

Del Potro-Dulko ahora se medirán con los estadounidenses Lisa Raymond y Mike Bryan, los terceros preclasificados que derrotaron 7-5, 6-3 a los italianos Andreas Seppi y Sara Errani.

Raymond y Bryan son doblistas de fuste, y recién el mes pasado ganaron el título de mixtos en Wimbledon. Raymond ha ganado 11 títulos de Grand Slam en dobles, mientras que Bryan cuenta con 14.

Al enterarse en plena zona mixta de sus rivales, Dulko reconoció el desafío que los espera. "Está durísimo, son súper especialistas en dobles. Pero me tengo mucha fe, tengo a un grande al lado, como Juan Martín".