La fiscalía de Palermo ha citado a declarar al expresidente del Gobierno italiano Silvio Berlusconi para el próximo 13 de agosto, dentro de la investigación por la supuesta extorsión que sufrió por parte del senador Marcello Dell'Utri, uno de sus históricos colaboradores.

La fecha, anunciaron hoy los medios de comunicación italianos, ha sido fijada después de que Berlusconi que había sido llamado para testificar el pasado 16 de julio, como parte ofendida, no se presentase tras aducir problemas en su agenda.

El pasado 18 de julio se supo que Dell'Utri, fundador con Berlusconi del partido Forza Italia y dirigente del grupo financiero de la familia, Fininvest, estaba siendo investigado por su supuesta extorsión al exmandatario para que no revelara detalles sobre las relaciones con Cosa Nostra, la mafia siciliana.

Por esta misma investigación, la hija de Berlusconi, Marina, quien actualmente preside el grupo financiero de la familia, Finninvest, y la casa editorial Mondadori, acudió el pasado 24 de julio a responder a las preguntas de los fiscales de Palermo.

Los fiscales de Palermo han llamado a Berlusconi a testificar para que explique el motivo de algunos pagos a Dell'Utri, y la compra de la mansión que tenía su colaborador a orillas del Lago de Como por un valor altamente superior al estimado.

Según algunos medios de comunicación, Berlusconi compró dicha mansión por unos 21 millones de euros, cuando un perito la había valorado en unos 9,3 millones.

La fiscalía palermitana considera que Dell'Utri podría haber extorsionado a Berlusconi a cambio de no desvelar algunos detalles de los supuestos contactos entre Berlusconi y Cosa Nostra durante los años 70 y 80.

El pasado marzo, el Tribunal Supremo anunció la anulación de la condena al Dell'Utri a 7 años de prisión dictada en junio de 2010 por la Corte de Apelación de Palermo y dispuso que se celebrara un nuevo juicio en segunda instancia por encontrar un "vacío de argumentación" en esa sentencia en lo referente al período comprendido entre 1977 y 1982.