La china Li Xiaoxia prolongó la hegemonía de su país sobre el tenis de mesa de mujeres, al amarrar la presea de oro en los Juegos Olímpicos mediante una victoria sobre su compatriota Ding Ning, en la final del miércoles.

China ha ganado todas las medallas de oro en el tenis de mesa individual de mujeres desde que este deporte se incorporó al programa olímpico en Seúl 1988. Ha conseguido 21 de las 25 preseas áureas que el tenis de mesa ha repartido desde entonces, y se espera que arrase con los cuatro títulos disponibles en Londres, en individuales y por equipos.

Feng Tianwei, de Singapur, se impuso al japonés Kasumi Ishikawa para conseguir la medalla de bronce.