Los camioneros brasileños que bloquearon las carreteras nacionales concluyeron su huelga de una semana contra las nuevas normas gubernamentales que regulan sus horas de trabajo diarias.

El Ministerio de Transporte y el sindicato de camioneros MUBC dijeron el miércoles en declaraciones en sus páginas de internet que el paro concluyó luego que ambas partes acordaron negociar las quejas de los camioneros.

Los conductores quieren poner fin a las regulaciones que estipulan que deben descansar 11 horas tras conducir 24 horas, tomar una hora para almorzar y descansar 30 minutos cada cuatro horas.

Los líderes sindicales dijeron que debido a las nuevas normas, los camioneros conducirán menos horas y ganarán menos.

Más de 100.000 camioneros en 12 estados participaron en el paro.