El gobierno boliviano anunció que presentará una queja a Washington y rechazó el informe del director antidrogas de Estados Unidos Gil Kerlikowske quien aseguró que Perú y Bolivia superaron a Colombia en la producción de cocaína.

"Nos ha sorprendido este tipo de declaraciones que revelan una falta de seriedad, mala intención contra el país. Es una actitud política de mala fe de un funcionario de segunda jerarquía", dijo en rueda de prensa el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

El funcionario señaló que presentará una queja diplomática a Washington "porque esto puede dañar a un pueblo que no vive de la cocaína".

Kerlikowske, director de la Oficina de Política Nacional para el Control de Drogas, dijo en rueda de prensa que la producción de cocaína pura cayó 25% el año pasado en Colombia que quedó así detrás de Perú y Bolivia.

Los cultivos de coca, materia prima de la cocaína, pasaron de 100.000 hectáreas en 2010 a 83.000 el año pasado, según ese informe.

Romero aseguró que esos datos contradicen "un informe de la Organización de Naciones Unidas" según el cual los cultivos de coca en Colombia se incrementaron de 62.000 a 64.000 hectáreas entre 2010 y 2011.

"Estados Unidos carece de información sobre Bolivia tras la salida de la DEA (Departamento Estadounidense Antidrogas)", agregó el ministro en referencia a que el presidente Evo Morales expulsó en 2008 al embajador de Estados Unidos por supuesta confabulación y a la DEA por sospechas de espionaje al gobierno boliviano.

Según el informe de la las Naciones Unidas, la producción de coca en Bolivia se incrementó de 30.000 a 31.000 hectáreas entre 2008 y 2011. El gobierno boliviano atribuye un posible incremento de la cocaína a mejores técnicas de elaboración importadas por mafias colombianas y que permiten obtener más droga con menos coca.