Un hombre del sur de Florida enfrenta cargos de alteración del orden público derivados de un alboroto en un cine en el que se exhibía la película de Batman "El Caballero de la Noche asciende".

La Policía de Miami Beach dice que más de 100 cinéfilos salieron corriendo del teatro el martes luego que David Escamillo gritó "¡Ya está bien!" durante la función. Testigos dijeron que vieron a Escamillo salir del teatro y volver con un par de guantes negros.

Escamillo fue sometido por civiles hasta que llegó la Policía. Agentes dijeron que olía fuertemente a alcohol y que gritaba "Yo no le disparé a nadie". No se reportaron disparos y la Policía no encontró armas.

Una revisión de antecedentes reveló una orden judicial pendiente por lesiones. Registros de la corte no listaban a un abogado para Escamillo.

El incidente ocurrió menos de dos semanas después de que un hombre armado mató a 12 personas e hirió a otras 58 durante una función de estreno del mismo filme en Colorado.