La Universidad Católica viajó hoy a la ciudad boliviana de Santa Cruz, donde este jueves visitará el Blooming, en el debut de ambos en la Copa Sudamericana, con sus integrantes confiados en la ventaja que les da haber jugado más partidos que el equipo local.

"Ellos solo han jugado un partido y ese rodaje nos puede dar una pequeña ventaja, pero que tenemos que saber aprovechar", comentó antes de la partida el defensa Cristián Álvarez, capitán de la UC, en alusión a que el torneo boliviano ha disputado sólo una jornada.

"La llave está complicada, difícil pero lo bueno es que cerramos de local", añadió Álvarez, cuyo equipo ha jugado cuatro partidos en el torneo chileno de Clausura, en los que ha sumado siete puntos.

El pasado fin de semana, en la cuarta jornada, el equipo universitario, que dirige el entrenador uruguayo Martín Lasarte, obtuvo un empate 2-2 en su visita al Antofagasta.

La plantilla de la UC viajó en la mañana de este martes a la norteña ciudad de Iquique y por la tarde abordó otro vuelo hacia Santa Cruz.

Por problemas físicos se quedaron en Santiago los delanteros Roberto Ovelar y Daud Gazale, el primero de ellos paraguayo.

Por decisión técnica tampoco viajaron el portero Fabián Cerda, los delanteros Kevin Harbottle y Francisco Pizarro y el centrocampista Santiago Dittborn.

Como probables novedades en el equipo, tras no haber jugado el fin de semana, viajaron el argentino Nicolás Trecco, el delantero Álvaro Ramos, y el volante Sixto Peralta, también argentino.

De este modo, un probable once titular podría formar con Christopher Toselli; Rodrigo Valenzuela, Cristián Álvarez, Hans Martínez, Matías Pérez; Francisco Silva, Sixto Peralta, Michael Ríos, Fernando Cordero; Nicolás Trecco y Fernando Meneses o Álvaro Ramos.

"Queremos que nos vaya bien, hay un cuerpo técnico nuevo con experiencia en este tipo de torneos, estamos motivados y esperemos que el equipo esté a la altura de este campeonato", señaló Cristián Álvarez.