El francés Jo Wilfried Tsonga, quinto favorito, alcanzó los octavos de final en Londres 2012, tras superar al canadiense Milos Raonic en el encuentro más largo de la historia de los Juegos Olímpicos (6-3, 3-6 y 25-23).

El choque pulverizó todos los registros anteriores. El All England Club de Wimbledon contempló dos nuevas marcas. Además de el del número de juegos disputados (66), superó, con 3 horas y 56 minutos, el de mayor duración desde que los partidos en los Juegos se disputan a tres sets.

Fue en la pista 1 del recinto, que obligó a trastocar toda la jornada, donde Tsonga y Raonic firmaron números excelsos en esta competición.

"Estoy muy contento, sobre todo por el triunfo y por haber vencido a un gran jugador. Está muy bien que en los Juegos haya partidos como estos", dijo Tsonga, que restó trascendencia a los récords establecidos.

Fue el enfrentamiento más duro. Que no solo batió el registro individual, firmado en Atenas 2004 por el chileno Fernando González y el estadounidense Taylor Dent (6-4, 2-6 y 16-14: 48 juegos en 3 horas y 25 minutos) en el partido por la medalla de bronce, sino también el de semifinales de dobles que en Pekín 2008 enfrentó a los suecos Thomas Johansson y Simon Aspellin contra los franceses Arnaud Clement y Michael Llodra (7-6, 4-6 y 19-17: 59 juegos)

Fue un pulso memorable el que midió a ambas raquetas ahora que la competición se arrima a la hora de la verdad. Milos Raonic estuvo protegido por su poderoso saque. Acabó el choque con 23 saques directos (15 en el tercer set) con los que respondió a las intenciones de Tsonga, con más recursos pero incapaz de quebrar el arma de su adversario.

El tenista canadiense respondió al cara a cara después de haber ganado el segundo parcial. Se aferró al encuentro y salió airoso en cada una de las acciones en las que su rival le puso contra las cuerdas. De hecho, antes de hincar la rodilla, Raonic había superado tres puntos de partido. Sacó con firmeza como respuesta. Sin embargo, en el último juego del set definitivo, también convertido en el más largo de la historia olímpica (25-23), fue incapaz de levantar el 0-40 que tuvo en contra y que le condenó a la derrota.

Tsonga, que aún tiene previsto según el orden de juego, disputar junto a Michel Llodra el encuentro de segunda ronda de dobles, se enfrentará en octavos de final del cuadro individual al ganador del partido entre el español Feliciano López y el argentino Juan Mónaco.