Las condiciones humanitarias se agravaron el martes en la sitiada ciudad siria de Alepo, donde según activistas la escasez de comida y gas para cocinar así como el suministro intermitente de electricidad han hecho que sus residentes huyan en masa luego de 11 días de enfrentamientos intensos entre los rebeldes y las fuerzas del régimen.

Los helicópteros del ejército atacaron barrios rebeldes en la ciudad más grande de Siria, que también es el corazón comercial del país. Los activistas dijeron que el cañoneo indiscriminado del ejército ha obligado a muchos civiles a huir a otros barrios o incluso huir de la ciudad. La ONU dijo el domingo que cerca de 200.000 residentes han huido de la ciudad, de unos tres millones de residentes.

"La situación humanitaria aquí es muy mala", dijo a The Associated Press a través de Skype Mohamed Said, un activista que vive en la ciudad.

"No hay suficiente comida y la gente está tratando de salir. Realmente necesitamos apoyo desde el exterior. Hay un cañoneo indiscriminado contra los civiles", agregó. "La ciudad prácticamente se ha quedado sin gas para cocinar, por lo que la gente cocina con fogatas o electricidad, que se interrumpe mucho".

Dijo que había bombas y proyectiles cayendo los barrios de Salaheddine y Seif al-Dawla, en el suroeste de la ciudad y bastiones rebeldes desde que el rebelde Ejército Libre de Siria comenzó su asalto a Alepo hace 11 días.

Naciones Unidas ha expresado su preocupación por el uso de armas pesadas, especialmente en Alepo, mientras los países vecinos de la Liga Arabe han emitido denuncias aún más fuertes.

"Las masacres que están ocurriendo en Alepo y otros lugares en Siria equivalen a crímenes de guerra, que son punibles según el derecho internacional", dijo el secretario general de la Liga Arabe, Nabil Elaraby, tras una reunión en la sede de la Liga, en El Cairo.

La agencia de noticias oficial siria dijo que las fuerzas del gobierno estaban persiguiendo a los "remanentes de grupos terroristas armados" en Salaheddine y que les han causado grandes pérdidas. El régimen autoritario del presidente Bashar Assad regularmente se refiere a los combatientes de la oposición como terroristas.

___

Los periodistas de The Associated Press Slobodan Lekic en Bruselas, Aya Batrawy en El Cairo y el equipo de Associated Press Television News en la frontera de Siria y Turquía colaboraron para este despacho.