La estadounidense Allison Schmitt batió hoy, en Londres, el récord olímpico y se proclamó campeona en los 200 metros libre por delante de la francesa Camille Muffat y de la australiana Bronte Barratt.

El anterior mejor registro olímpico estaba en poder de la italiana Federica Pellegrini, el que le dio la medalla olímpica en Pekín 2008, en 1:54.82. Hoy, la estadounidense logró parar el crono en 1:53.61 y también estableció un nuevo récord de América.

La gala, campeona ayer en los 400 metros libre en Londres 2012, fue medalla de plata a 1.97 de la estadounidense y por delante de Barratt, con 1:55.81.

Pellegrini estuvo lejos de revalidar su título. La italiana fue cuarta con 1:56.73, a 3.12 de la medallista de oro, y superada también por la estrella emergente de la natación femenina de los Estados Unidos, Missy Franklin, de 17 años, cuarta con 1:55.82.