La estadounidense Allison Schmitt estableció un récord olímpico al ganar el martes los 200 metros libres de la natación de los Juegos de Londres.

Schmitt cronometró un registro de 1 minuto y 53.61 segundos, rebanándole más de un segundo al previo récord que la italiana Federica Pellegrini fijó hace cuatro en Beijing.

La francesa Camille Muffat, campeona de los 400 metros, se quedó con la medalla de plata con 1:55.58 y la australiana Bronte Barratt atrapó el bronce con 1:55.81.

Missy Franklin, la estadounidense de 17 años, llegó cuarta y Pellegrini, dueña del récord mundial, figuró quinta.